Los Chakras son centros de energía. 11 marzo, 2017 – Posted in: Blog – Etiquetas: ,

Los Chakras son centros de energía situados en el cuerpo etérico, que giran sobre sí mismos creando vórtices en continuo movimiento. Estos centros energéticos se encargan de generar, absorber, acumular, recibir, transformar y distribuir la energía vital, vitalizando el cuerpo físico y alimentado los diferentes cuerpos sutiles del ser humano para finalmente irradiar y transmitir la energía hacia el exterior.

Los podemos imaginar como discos giratorios que se abren y se cierran como la lente de una cámara. Cuando el funcionamiento de los Chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal. Cuando el Chakra está cerrado, gira en sentido contrario a las agujas del reloj, entonces la corriente fluye a la inversa, es decir, del centro hacia fuera, interfiriendo al metabolismo y enviando al exterior esa energía.

Los Chakras son el puente por donde la energía se transmuta y pasa de un plano a otro según las diferentes necesidades y según el momento de la vida en el que esté cada persona. Según la tradición India, hay 7 Chakras principales y veintiún secundarios, que funcionan como moderadores de la energía sutil en movimiento, estimulando diferentes órganos del cuerpo y manteniendo la fuerza vital bien orientada, economizada y fluida.

SENYOR KUNDA RET 3b

Los Chakras, centros de energía

Estos centros de energía están dispuestos verticalmente uno encima del otro, desde la parte más baja de la columna vertebral hasta la coronilla y centrados más o menos sobre el eje vertical de cuerpo. Se encuentran unidos entre sí por un canal energético llamado Kundalini que corre a través de la espina dorsal, siendo el lugar en donde todos los Chakras vierten la energía que toman de la vida universal.
Cada uno de estos centros de energía resuena a una frecuencia de onda diferente la cual determina su color, estando relacionado con los colores del arco iris. Además de estar relacionados con los ganglios nerviosos de nuestro cuerpo y con los cinco sentidos, también tienen correspondencias con varios procesos biológicos, como la digestión, la respiración o el proceso de procreación; a su vez están interrelacionados con los sistemas nerviosos parasimpático, simpático y autónomo y con diversas glándulas del sistema endocrino. Cada uno de ellos afecta al resto; de su equilibrio dependerá nuestra salud física, mental y emocional.

Tat Estrada
Del libro “Los Chakras – Mandalas de energía”
Edit. mtm